firefox-header.jpgMitchell Baker, presidenta de la fundación Mozilla, que desarrolla el navegador Firefox, lamenta la evolución de internet hacia una "economía de adicción", pero asegura que no se desespera en hallar alternativas, incluso frente al omnipresente Google.

 

Como todos los navegadores, Firefox percibe parte de los ingresos generados por las publicidades que aparecen en las páginas de resultados de las búsquedas.

 

Google y los grandes grupos no son los únicos responsables de la evolución de internet. Los comportamientos humanos también desempeñan un papel.

 

En efecto los modelos basados en la publicidad, que han permitido financiar sitios web y servicios en línea "gratuitos", no habrían llegado a alcanzar tal magnitud sin la fascinación de algunos usuarios por algunos contenidos, en especial violentos u osados, y la propensión a compartirlos.

 

Firefox, que representaba en octubre 5% de la cuota del mercado mundial de los navegadores, contra más de 60% para Chrome de Google, según el servicio de análisis Statcounter.

 

Desde octubre, el navegador ofrece a sus 277 millones de usuarios la opción de bloquear las cookies. En lo referente al motor de búsqueda, Mozilla no ha hallado aún la manera de prescindir del gigante Google.