El pleno del Parlamento Europeo ha pedido este jueves en una resolución pactada por varios grupos políticos la ilegalización de fundaciones que exalten o glorifiquen el fascismo, como la Fundación Francisco Franco.

En el texto se pide se pongan en marcha medidas concretas contra la impunidad con la que actúan los grupos de ideología fascista, que está cada vez más normalizada y que "supone un ataque a la democracia", según el documento presentado en la Eurocámara por varios grupos políticos, entre ellos el grupo Verdes-ALE.

También se han sumado 'populares' y liberales, que a cambio de su apoyo han pedido que no se haga mención a ninguna organización en concreto.


Esta resolución –que habla del fascismo, el racismo, la xenofobia y otros tipos de intolerancia– insta a los gobiernos a luchar contra las organizaciones que propaguen discursos de odio y violencia.