La canciller alemana, Angela Merkel, no se presentará a la reelección como presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en diciembre y tampoco será candidata a canciller cuando finalice su mandato en 2021.

 

Así lo ha anunciado Merkel este lunes al referirse a los "decepcionantes" resultados en las elecciones regionales del domingo en Hesse, donde los partidos de la gran coalición sufrieron un gran varapalo en las urnas.

 

Merkel subrayó que "es hora de abrir un nuevo capítulo", ya que su "objetivo siempre había sido ocupar cargos políticos con dignidad y un día partir con dignidad". Fuentes de su partido citadas por la agencia Reuters han puntualizado que también descarta postularse para algún alto cargo en la UE tras las elecciones al Parlamento Europeo de mayo.

 

Por el momento dos destacados militantes han presentado su candidatura para ocupar el cargo que dejará vacante Merkel: Annegret Kramp-Karrenbauer, actual secretaria general de la CDU, y Jens Spahn, ministro federal de Sanidad. Según el periódico Bild, el antiguo jefe del grupo parlamentario de la CDU/CSU Friedrich Merz quiere postularse a la presidencia de la CDU.