Santiago Solari ofreció su primera rueda de prensa como técnico del primer equipo del Real Madrid con un mensaje pausado, recuperando la sonrisa perdida de Zinedine Zidane, con el que dejó claro que no desea que lo comparen: “dejarlo tranquilo en su grandeza.

 

El Real Madrid no presentó a Solari por considerar la situación provisional, como rezaba el comunicado que informaba de la destitución de Julen Lopetegui, aunque el técnico argentino tenga opciones de seguir durante la temporada si logra buenos resultados.

 

Compareció sonriente en la sala de prensa de la ciudad deportiva de Valdebebas, en chandal, con guiños a mucha parte de la prensa con la que hace pocos años compartió aventuras en su etapa de jugador, cuando los entrenamientos eran abiertos en su mayoría y se convivía.

 

“A Zizou dejémosle en paz, es una de las figuras más grandes del Real Madrid, no lo podemos adjetivar. Es mejor dejarlo tranquilo en su grandeza y no dedicarnos a comparar a nadie con él porque es incomparable”, aseguró descartando que él vaya a ser un nuevo Zidane que dio el salto desde el Castilla y conquistó tres Ligas de Campeones consecutivas