La Copa Libertadores de América (Conmebol) definió este jueves que el próximo 10 de noviembre en el estadio La Bombonera será la  primera cita por la final de la Copa Libertadores, pero dejó en suspenso el lugar del segundo y definitivo partido, hasta definir un reclamo de Gremio que impugna la clasificación de River Plate.

 

El Gremio, campeón de la edición de 2017 de la Copa Libertadores, resultó eliminado de la final el pasado miércoles al perder de remontada en Porto Alegre por 1-2 ante River en un encuentro que se definió en la agonía con un penalti que se concedió tras ser consultado el VAR.

 

Los directivos de club brasileño han denunciado ante la Confederación Sudamericana de Fútbol que el entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, tuvo activa participación en la dirección de sus jugadores, incluso ingresó en el vestuario en el descanso, pese a tener en vigor una sanción.