El Gobierno español y el Ejecutivo regional catalán acordaron este jueves potenciar el "diálogo efectivo" para responder a las demandas catalanas "en el marco de la seguridad jurídica", según un comunicado conjunto tras la reunión de los presidentes, Pedro Sánchez y Quim Torra.

Además de la reunión de ambos líderes, se reunieron de manera "paralela" cuatro miembros de sus gobiernos, que se han manifestado su deseo de celebrar otra reunión en enero.

El comunicado conjunto fue leído por la portavoz del ejecutivo catalán, Elsa Artadi, después de la reunión en Barcelona, la segunda que mantienen Sánchez y Torra.

En el documento ambos gobiernos coinciden en "la existencia de un conflicto sobre el futuro de Cataluña" y, "a pesar de que mantienen diferencias notables sobre su origen, naturaleza o sus vías de resolución", comparten su apuesta por un "diálogo efectivo que vehicule una propuesta política que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana".