El presidente estadounidense Donald Trump firmó este jueves, 20 de diciembre, una ley conocida como Nica Act que limita el acceso de Nicaragua a préstamos internacionales y aumenta las presiones sobre el gobierno de Daniel Ortega.

Trump indicó en un comunicado que firmó esa ley que busca condicionar a la aprobación de Estados Unidos de todo préstamos que Managua gestione ante instituciones financieras internacionales.

Además esa ley establece sanciones a personas vinculadas directamente con el Gobierno.

La Ley posibilita también sanciones contra Ortega y Rosario Murillo, funcionarios del Estado y cómplices que están involucrados en corrupción y graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua desde abril pasado.

La aplicación de este estatuto podría evitarse a menos que Ortega adopte los pasos efectivos establecidos en la Ley: El compromiso de celebrar elecciones anticipadas, que cumplan con los estándares democráticos y permitan una observación electoral internacional creíble.

También como requisito para anularla debe cesar la violencia así como la realización de investigaciones independientes sobre los asesinatos a manifestantes antigubernamentales y que los responsables sean juzgados.

La Nica Act incluye el proyecto de ley de sanciones del senador demócrata Bob Menéndez, la Ley de Anticorrupción y Derechos Humanos de Nicaragua de 2018, la S. 3233, que contempla sanciones individuales a funcionarios del régimen sandinista y sus colaboradores. 

Además incluye la enmienda del senador republicano Marco Rubio, dirigida a sancionar a los facilitadores de la dictadura con recursos financieros y tecnología para la represión.