000_1AL0TL-Medium.jpgCientos de ciudadanos europeos formaron este lunes una cadena humana frente a las oficinas de la primera ministra británica en Downing Street para exigir que se garantice su estatus en caso de un Brexit sin acuerdo.

 

Dándose las manos, los manifestantes se concentraron a lo largo de Whitehall, la arteria londinense que cruza el barrio de los ministerios y desemboca en Parliament Square.

 

Después, en la sede del gobierno, entregaron una carta para la primera ministra Theresa May en la que se declaraban “extremadamente preocupados” por la falta de resultados en las negociaciones entre Londres y Bruselas y pedían que se “respete las promesas políticas, cualquiera que sea el resultado”.

 

A cinco meses de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, previsto el 29 de marzo, la incertidumbre se ha convertido en preocupación para estos expatriados. Las informaciones sobre el avance en las conservaciones entre Londres y Bruselas publicadas este fin de semana no bastaron para tranquilizarlo