Cristiano Ronaldo, delantero de la Juventus, será juzgado por la Audiencia Provincial de Madrid el próximo 21 de enero a las 9.50 horas, a dos años de cárcel y a como multa deberá pagar 18,8 millones de euros en virtud del pacto al que llegó con la Fiscalía de Madrid y con Hacienda, por el que reconoció haber cometido cuatro delitos fiscales entre los años 2011 y 2014.

En el juicio, que solo durará un día, el futbolista deberá aceptar los hechos aunque no tiene por qué acudir personalmente a la audiencia, ya que puede solicitar al juez declarar por videoconferencia, según apuntan otras fuentes del proceso.

En un primer momento, la Fiscalía cifró en 14,7 millones de euros el fraude tributario, si bien tras el acuerdo con Ronaldo lo rebajó a 5.7 millones de euros.

En cualquier caso y siempre en virtud del pacto con el ministerio público y Hacienda, éste deberá pagar casi 19 millones entre intereses y multas.

En el caso del jugador, las autoridades creen que se aprovechó de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, algo que supone un incumplimiento “voluntario” y “consciente” de sus obligaciones fiscales en España.