La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, aseguró que su nación "no ha hablado de ruptura de relaciones" con Venezuela, por lo que el personal diplomático se ha mantenido en dicho país.

No obstante, reiteró que la decisión de expulsar al cónsul colombiano Juan Carlos Pérez como respuesta a la deportación del venezolano Carlos Manuel Pino, "es inaceptable".