El Vaticano ha instalado un ambulatorio médico-sanitario para asistir a las personas sin hogar que estará abierto tres días a la semana y que se ubica bajo las columnas de la Plaza de San Pedro, informó este sábado la Limosnería Apostólica vaticana en un comunicado.

El centro cuenta con tres salas equipadas para visitas médicas, un espacio para administración, dos cuartos de baño y una sala de recepción, y se encuentra en el área anteriormente ocupada por las oficinas de correos del Vaticano.

La clínica estará abierta los lunes, jueves y sábados, y en las mañanas de los lunes se podrán realizar también visitas a podólogos.

El centro cuenta con nuevos equipos y maquinaria para ofrecer los primeros exámenes médicos y algunos análisis instrumentales, y estará conducido por médicos especialistas voluntarios y personal de salud de la Santa Sede, de la Universidad de Roma-Tor Vergata y de varias asociaciones.