La policía británica investiga como una acción terrorista el apuñalamiento de tres personas durante la Nochevieja en una estación de Mánchester, a manos de un individuo que gritó consignas islamistas. 

Un hombre de 25 años ha sido detenido en esta ciudad del norte de Inglaterra como sospechoso de la agresión con un cuchillo de cocina. Según creen los investigadores, el arrestado supuestamente planeó y realizó el ataque solo.

Uno de los andenes de la estación Victoria, punto neurálgico del tránsito de trenes y del tranvía de Mánchester (Metrolink), fue el escenario del suceso, en el que una pareja de usuarios sufrió varias cuchilladas, ambos en el abdomen y la mujer también en la cara.

Las dos víctimas, de las que solo ha trascendido la impresión de que rondan la cincuentena, permanecen hospitalizadas y en estado grave, aunque no se teme por sus vidas. El tercer agredido es un sargento de la policía del transporte de 30 años que intentó reducir al atacante y acabó lesionado en la espalda, si bien ya ha sido dado de alta.

Tres horas antes de que sonaran las campanadas del nuevo año en Reino Unido, un individuo que parecía enloquecido y gritaba el nombre de Alá se abalanzó, blandiendo “un cuchillo de cocina con el mango negro y una hoja de unos 30 centímetros”, sobre una pareja que se encontraba en Mánchester para celebrar allí el año nuevo.