La estrella de la Juventus de Turín se quedó en 2018 sin el Balón de Oro, el "The Best" de la FIFA y el premio a mejor jugador del año de la UEFA, todos ellos ganados por el croata Luka Modric, su excompañero en el Real Madrid.

Añadió que no piensa todo el rato en batir récords, "trabajo ante todo para ayudar al equipo y estar a mi mejor nivel".

En su opinión, "el nivel técnico, táctico y físico de todos los equipos es mejor. Cada vez es más difícil ganar, por lo que debo continuar trabajando mucho para seguir en lo alto".

En la entrevista, Cristiano Ronaldo también se pronunció sobre la acusación de violación que le apunta desde Estados Unidos, a la que califica de "indignante", pero asegurando que está con "la conciencia tranquila" y "seguro de que muy pronto todo quedará aclarado".