El fiscal general de Perú, Pedro Gonzalo Chávarry, restituyó este miércoles en sus cargos a los dos principales fiscales encargados de investigar los presuntos vínculos de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht con expresidentes y políticos locales, a quienes había cesado el 31 de diciembre, informó la fiscalía.

Una resolución del Ministerio Público entregada a la prensa indicó que "deja sin efecto en todos sus extremos" el cese de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez como integrantes del equipo especial del caso Odebrecht.

La reposición de estos dos fiscales de lavados de activos resultó tan sorprendente como su arbitrario despido, a cuatro horas del final del año 2018.

La decisión respecto a los dos fiscales, muy populares entre los peruanos de a pie, se produjo después de que los sustitutos designados por Chávarry declinaran asumir sus cargos esta mañana.

El cese de Vela y Pérez había provocado una ola de protestas contra el fiscal general, en las que se exigió la renuncia de Chávarry, entre acusaciones de encubrimiento a dirigentes políticos investigados por el caso Odebrecht.