El canciller del Reino Unido, Jeremy Hunt, ha admitido el fracaso del objetivo del Ejecutivo conservador de asegurar el cambio de régimen en Siria como vía para restaurar la paz en el país.

En una entrevista con la cadena de televisión Sky, el ministro ha reconocido que el presidente Bashar Asad ha logrado resistir en su cargo "con el apoyo de Rusia".

El canciller, que está de viaje diplomático en Singapur y Malasia, emplazó a Rusia a imponer la paz en Siria.