El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este miércoles que propondrá al poder Legislativo una reforma constitucional para facilitar la destitución de los mandos militares y policiales y establecer una real subordinación de las instituciones armadas al poder civil.

La idea de Piñera es reemplazar con esa reforma el llamado “decreto fundado”, al que debió recurrir hace unos días para despedir al general director de Carabineros, Hermes Soto, quien rechazó una petición de renuncia que le hizo el mandatario a raíz del homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca.