Back to Top

WhatsApp dice no a teléfonos viejos

(Londres TV)    La compañía WhatsApp, perteneciente a Facebook, acaba de anunciar que aquellas personas que no adquieran un nuevo celular inteligente (Smartphone) o no hayan actualizado su sistema operativo, sencillamente no podrán utilizar la aplicación después de diciembre de 2019, porque la compañía no está interesada en alojar su plataforma en dichos teléfonos.

La lista va desde modelos que utilizan sistemas de Android desactualizados como Samsung Galaxy S3, Galaxy Nexus de Google o los Xperia S de Sony. En el caso de los IPhone como el Iphone 3G, el 3GS o el Iphone 4. Si usted tiene un Android con un sistema operativo 2.3.7 o anterior no podrá tener WhatsApp. Y si es Iphone, aquellos que tienen la versión iOS o anterior a ella. También en los Nokia S40, Windows Phone con sistema operativo 8.0 y a las Blackberry 10.

La fecha tope, si ya se está utilizando WhatsApp en estos dispositivos y sistemas operativos, será hasta febrero de 2020. Si eres de los muy pocos que aún utilizan Windows Phone (lanzado por Microsoft en 2010) olvídalo. La fecha es Hasta el 31 de diciembre de 2019, pero, y dependiendo del estado de ánimo de WhatsApp es posible que ya no esté disponible desde el 1 de julio del mes entrante, si leyó bien, el 1 de julio de 2019.

Para estar seguro si tu modelo se ve afectado, debes ir al menú de ajustes y buscar “acerca del teléfono” y allí hallarás la versión del sistema operativo que tiene instalado tu móvil, según el portal BBC Mundo.

(Miércoles 26 de junio de 2019)

Se extiende la disputa de Huawei con Estados Unidos

(LONDRES TV) ─Huawei continúa demandando a los Estados Unidos, impugnando la constitucionalidad de una ley estadounidense que prohíbe a las agencias federales comprar sus productos además de aspirar que Washington “detenga las acciones ilegales” según la empresa china que enfatiza que el propósito del gobierno norteamericano es sacarlos del negocio tecnológico.

Los políticos de Estados Unidos están “usando la fuerza de toda una nación para perseguir a una empresa privada”, dijo Song Liuping, el abogado jefe de Huawei, en una conferencia de prensa en Shenzhen donde asimismo resaltaron que “el gobierno de EE. UU. no ha incluido pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad. No hay pruebas, no hay nada. Sólo especulaciones”, enfatizó Song.

El Departamento de Comercio de EE. UU. colocó a principios de este mes a Huawei en una lista de firmas extranjeras consideradas de perjudicar la seguridad nacional estadounidense o los intereses correspondientes a la política exterior por lo que  prohíben a las compañías listadas recibir componentes y programas a menos que exista una licencia.

La prohibición de exportaciones impuesta por EE. UU. obligó a proveedores como Google y ARM Holdings a romper lazos con la empresa china. Las principales compañías en el Reino Unido y Japón también han retrasado el lanzamiento de los teléfonos inteligentes Huawei.

Agregar a Huawei a la lista negra comercial “establece un precedente peligroso”, dijo Song. “Hoy son las telecomunicaciones y Huawei. Mañana podría ser su industria, su empresa, sus consumidores”, agregó.

Huawei dice que ha estado acumulando inventarios y diversificando su cadena de suministro durante años, anticipándose a ser cortado de los proveedores de EE. UU.

Song resaltó que estar en la lista negra perjudicaría a “más de 3.000 millones de clientes” de Huawei en más de 170 países, incluso en Estados Unidos donde aún trabaja con algunos operadores rurales.